Inicio Acción educativa Departamento de orientación Escuela de Padres Estimulación del Lenguaje Oral

Estimulación del Lenguaje Oral

La estimulación del lenguaje oral en edades tempranas es muy importante, esto se justifica por la doble función del lenguaje para el ser humano, que por un lado nos sirve para comunicarnos y por otro como representación mental y estructuración del pensamiento.

La estimulación en estas edades también nos permite prevenir y detectar problemas.

El niño construye su lenguaje a partir de las experiencias que recibe de su entorno social inmediato, por eso podemos alimentar sus experiencias lingüísticas a partir de una serie de sencillas actividades.

Aquí presentamos ejemplos de distintos tipos de actividades que se pueden realizar en casa, dedicando unos veinte minutos al día, combinándolas para que no resulten monótonas.

Estas actividades están divididas en los siguientes apartados:

  • Relajación.
  • Respiración y soplo.
  • Ejercicios orofaciales.
  • Discriminación auditiva.
  • Ampliación de vocabulario.
  • Estructuración lingüística.

RELAJACIÓN

Algunas de las técnicas de relajación serían:

  • Tensión-distensión: esta técnica consiste simplemente en contraer un músculo o grupo muscular durante unos segundos, y luego relajarlo progresivamente. Esta contracción permite sentir la distensión de dicho músculo o grupo muscular.
  • Balanceo: consiste en imitar el movimiento de una mecedora o de un balancín con una parte del cuerpo. Se trata de ejecutar un movimiento de vaivén hacia los lados o de delante hacia atrás y viceversa.
  • Estiramiento-relajación: consiste en estirar progresivamente una parte del cuerpo, en alargarla el máximo posible. Debe mantenerse esta posición durante unos segundos, y después relajar suavemente, sin brusquedad.
  • Postración: dejaremos actuar la gravedad sobre el cuerpo. Así, tras haber elevado una parte del cuerpo, ésta se deja caer lentamente, deslizándola, sin brusquedad. Se deja reposar durante unos segundos, y después se repite el movimiento dos o tres veces.
  • Sacudida: consiste en agitar más o menos fuertemente una o más partes del cuerpo, de manera repetida.

Una guía recomendable para trabajar la relajación con los niños es “Juegos de Relajación. Método Rejoue”, Micheline Nadeau, Ediciones Octaedro S.L. En esta guía se trabajan estas técnicas a través de juegos.

 

RESPIRACIÓN Y SOPLO

Los ejercicios basados en el soplo tienen como finalidad aprender a controlar el aire al hablar, mejorar y controlar la voz, mejorar o entrenar el sistema muscular que participa en el acto de hablar y mejorar las articulaciones y la pronunciación.

 

Algunas de las actividades que podemos realizar son:

  • Inspiración lenta y profunda, retención del aire y espiración percibiendo en el dorso de la mano cómo el aire sale con fuerza y es fresco, prolongando lo más posible la espiración.
  • nspiración nasal lenta y profunda, retener el aire seguido de una espiración lenta y silbante ( por la boca).
  • Inspiración nasal rápida, retención del aire y espiración lenta y prolongada, tanto nasal como bucal.
  • El niño debe soplar una bolita de papel para que siga la dirección del camino que previamente hayamos trazado.
  • Le damos al niño un pompero para que sople por él y salgan pompas de jabón.
  • Pedimos al niño que haga burbujas de agua con una pajita.
  • Le damos al niño un molinillo de viento y hacemos que sople para que vea el efecto. El niño soplará suave y fuerte para ver la diferencia.
  • Pedimos al niño que intente inflar un globo.
  • Intentar apagar las velas, éstas serán de diferentes tamaños y estarán también a diferentes distancias. El niño realizará un proceso de inspirar, retener y espirar el aire.

 

 

 

 

EJERCICIOS OROFACIALES

Estos ejercicios los realizaremos delante de un espejo. 

EJERCICIOS LINGUALES

  • Pasar la lengua por los labios de un lado hacia otro lentamente. Primero el labio superior y luego el labio inferior.
  • Tocar las comisuras de los labios con la lengua de manera alternativa. Primero la derecha y luego la izquierda.
  • Dar golpes con la lengua contra el paladar. Chasquidos con la lengua.
  • Empujar un depresor fuera de la boca con la lengua.
  • Doblar la lengua contra los incisivos. Primero contra los superiores y luego contra los inferiores.
  • Barrer el paladar con la lengua de delante hacia atrás.
  • Con la boca abierta, sin moverla, tocar con la punta de la lengua el labio superior y luego el inferior.
  • Lamer un caramelo de palo que colocamos a cierta distancia de la boca, sin hacer movimientos compensatorios.

 

EJERCICIOS LABIALES

  • Dar besitos juntando fuertemente los labios.
  • Sostener un lápiz que hemos colocado en la parte del bigote.
  • Hacer morritos juntado los labios hacia delante.
  • Colocar un depresor entre los labios para que el niño lo sostenga con los labios cerrados.
  • Mantener los labios cerrados mientras pasamos aire de una mejilla a otra.
  • Mantener los labios cerrados mientras movemos la lengua por dentro de la boca como si comiéramos un caramelo.

 

EJERCICIOS MANDIBULARES

  • Mover la mandíbula de izquierda a derecha.
  • Mover la mandíbula hacia delante y hacia atrás.
  • Masticar un chicle, alternando el lado izquierdo y el derecho, con los labios cerrados.
  • Sostener un depresor con los molares.

 

DISCRIMINACIÓN AUDITIVA

 

  • Reconocer ruidos de animales, instrumentos musicales, objetos domésticos, …
  • Imitar ruidos de animales, instrumentos musicales, objetos domésticos, del hombre...
  • Decir palabras que empiecen con un fonema dado.
  • Jugar al Veo-Veo con objetos que empiecen o contengan un fonema concreto.
  • Aprender canciones.

 

 

 

 

 

AMPLIACIÓN DE VOCABULARIO

 

  • Contarle cuentos, a ser posible que el niño pueda seguir la narración con alguna ilustración. Después deberá responder a preguntas sobre el cuento.
  • Enumeración, por ejemplo, “dime cinco nombres de animales” o “tres muebles que haya en tú casa” o turnarnos con el niño a la hora de enumerar.
  • Jugar a los contrarios con diferentes conceptos.
  • Adivinanzas.
  • Aprender poesías y trabalenguas.
  • Asociación de imágenes a palabras.
  • Asociar lugares a objetos o actividades, por ejemplo, “dime tres cosas que puedas hacer en el parque” o “dime qué hacer por las mañanas”…

 

ESTRUCTURA LINGÜÍSTICA

  • Saludar o despedirse cada vez que entre o salga de algún lugar.
  • Pedir permiso, siempre, para realizar ciertas acciones.
  • Partiendo de una palabra intentar hacer frases.
  • Que el niño nos cuente cuentos, sus experiencias...
  • Proponer al niño que nos cuente un cuento tradicional, que él conozca, pero añadiendo nuevos elementos, por ejemplo, un helicóptero en el cuento de Caperucita Roja..
  • Inventar historias, cambiar finales de historias...
  • Explicar alguna foto o ilustración.

 

MATERIALES RECOMENDADOS

  • “Dime cómo hablas y te contaré un cuento”, cuentos extremeños para la reeducación del habla. Junta de Extremadura.
  • “La Casita de la Señora Lengua”.
  • P.E.L.O. (Programa de Estimulación del Lenguaje Oral en Educación Infantil.
0
0
0
s2smodern