Inicio Noticias Margarita Salas

Margarita Salas

 

Mañana, sábado 9 de noviembre a las 18 h., se celebrará una eucaristía en memoria de Margarita Salas, en la Capilla de nuestro colegio, por expreso deseo de sus antiguas compañeras de clase.

Gracias Margarita por contribuir, con tu vida y tu trabajo, a hacer de este mundo un lugar más humano.

 

 

Adiós a Margarita Salas, nuestra alumna más insigne

El pasado siete de noviembre nos dejaba a la edad de 80 años nuestra alumna más insigne, las científica Margarita Salas, que será recordada en el panorama nacional e internacional como una de las investigadoras más relevantes en el campo de la bioquímica. Además de su labor profesional hay que recordar su labor social como pionera, sin hacer ruido ni aspavientos, en romper barreras y poner en primer plano a la mujer en un trabajo que, hasta entonces, se consideraba más propio de los hombres.

Fue también presidenta del Patronato de la Fundación Severo Ochoa, y desarrolló su trabajo como profesora vinculada ad honorem del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid (CSIC-UAM). También fue académica de la RAE desde 2003, y censora de la Junta de Gobierno desde 2008. En 2016 se convirtió en la primera mujer en recibir la Medalla Echegaray, otorgada por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Margarita entró en el colegio en 1941 a la edad de 3 años y salió a los 16 al acabar el Preu. En uno de los actos del centenario, en 2007, recordaba en un discurso a una serie de religiosas que habían calado de una forma u otra en ella: Sor Mª Ramona, Sor Etienne , Madre Marta, Madre Josefa, Madre Isabel, Madre Elisa, Madre Gloria o Madre Carmen, entre otras. También destacaba algo que a día de hoy sigue vigente en nuestro proyecto educativo: “La formación personal que se obtenía tanto personal como académica, era excelente y se trabajaba con mucho entusiasmo para obtener una formación integral”. De los recuerdos más lúdicos destacaba hockey sobre hierba, la fiebre del cascayo, el juego del cache-cache, las representaciones de teatro y las partidas de futbolín. Finalizaba su alocución haciendo referencia al sentido de pertenencia a la institución: “el orgullo que sentimos al poder decir: yo he sido alumna del Colegio de La Asunción”.

D.E.P.

 

Texto: Fernando Gómez Gordillo

 

0
0
0
s2smodern